Open Widget Area

Cobrar antes, cobrar mejor


4 de febrero de 2014, por AlejoBergmann

cobrar antes es mejor

Les presentamos este excelente artículo que nos hizo llegar Fernando Del Vecchio (consultor, conferencista internacional, especialista en dirección, gestión e innovación de negocios del sector de industrias creativas).

En el contexto argentino actual, dirigir un estudio de diseño requiere mayores habilidades administrativas de las que muchos reconocen.


En los últimos años, he leído innumerable cantidad de artículos y relatos en redes sociales, he participado y escuchado decenas de conversaciones, en las que se describe la aparente devaluación profesional del diseño y del diseñador. Al respecto, presenté un diagnóstico de situación y alternativas potenciales de solución en diversas conferencias.

En la manifestación del deterioro o devaluación profesional, se hace evidente la protesta por los precios que clientes y empleadores pagan al diseñador por su trabajo. Enfocado en el trabajo de producción (diseño) y convencido acerca de la exclusividad del talento creativo como factor crítico de éxito, el diseñador acepta las condiciones que negocia (y a veces exige) el cliente y protesta por esta situación en ámbitos donde el cliente no participa. Es posible que en este patrón de conducta, el diseñador se sienta contenido por pares que, como él, sufren y se descargan manifestando su bronca y pesar al atravesar el mismo padecimiento.

Esta situación, lejos de mejorar, tiende a perpetuarse y se acentúa en momentos donde las condiciones económicas no son las más propicias. En estas situaciones, el diseñador independiente – o a cargo de su propio estudio – debe prestar mayor atención a los aspectos administrativos y de gestión.
Una cuestión más que importante, relacionada con la “devaluación o deterioro profesional en términos del precio recibido”, es el momento en que hacemos efectiva la cobranza.

Si seguimos atentos únicamente a cuánto asciende el monto del contrato con el cliente, sin tener en cuenta cuándo se hace efectivo el pago, sufriremos graves consecuencias. Y como un aspecto fundamental en la supervivencia de cualquier emprendimiento o pequeña empresa (como son los estudios de diseño) es el flujo de caja positivo, es primordial atender al momento de la cobranza de los servicios prestados casi por encima del monto cobrado por esos mismos servicios.
No estoy afirmando que no es importante el precio en sí; apunto a que en un entorno inflacionario, cobrar antes es mejor que cobrar más.

Continuar leyendo el artículo en el siguiente PDF

Fuente | Fernando Del Vecchio








  •  

  • Recibí nuestros newsletters diarios